El bombeo directo consiste básicamente en la extracción de agua de sondeos, pozos, rios, estanques… utilizando como energía, la radiación solar.

Un sistema fotovoltaico de bombeo (SFB) emplea un generador fotovoltaico para alimentar una motobomba y extraer agua de un pozo, almacenarla en un depósito o transportarla de un lugar a otro.

Los sistemas híbridos utilizan como apoyo la red eléctrica para proporcionar energía al sistema de extracción cuando no hay suficiente radiación o cuando los niveles exigidos de riego son superiores a los que puede proporcionar la instalación fotovoltáica en ciertos periodos del año. Estos sistemas tambien son adecuados en las ocasiones en las que hay unos horarios de riego específicos en los que se incluyan franjas nocturnas.

Los sistemas de riego hibrido son sistemas versátiles que permiten cualquier tipo de configuración de riego, dandole al cliente posibilidad de riego bajo demanda o riego solar.